Pollo a la naranja

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
pollo a la naranja
              

Con esta receta de pollo a la naranja estamos seguros de que vas a sorprender a todos. Te contaremos el paso a paso y algunos secretos.

280 Kcal
Energía
14%
17 g
Grasas
5 g
Hidratos
26 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Pollo a la naranja

Para el pollo a la naranja

  • 1 kg. de pollo
  • 400 ml. de zumo de naranja exprimido
  • 300 gr. de cebollas
  • 1 kg. de patatas gallegas
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr. de harina de trigo 0000
  • 100 ml. de aceite de oliva

Para saborizar

  • Ralladura de una naranja
  • 1 cda. de sal
  • 1 cdita. de pimienta

La naranja es una fruta que se utiliza en la preparación de numerosos platos salados y dulces. Su sabor se combina perfecto con las carnes blancas. En el día de hoy vamos a combinarla con pollo.

El pollo a la naranja es un plato típico de la gastronomía asiática, sobre todo de China. Se puede acompañar con diferentes guarniciones, aunque la forma tradicional de prepararlo es con patatas.

Debes tener presente que nada tiene que ver con el pato a la naranja, un clásico de la cocina francesa. Principalmente porque se prepara en una cacerola con una salsa a base de zumo de naranja.

La preparación del pollo a la naranja comienza un par de horas antes de cocinar todo, ya que necesitaremos marinar la carne previamente para que se impregnen mejor los sabores.

Se trata de una receta sencilla de preparar y nutritiva, sobre todo si empleas jugo de naranja recién exprimido, tal como te lo indicamos en la lista de ingredientes.

Preparación del pollo a la naranja

Preparación de la marinada de pollo

  1. Para comenzar con nuestra receta de pollo a la naranja lo primero que debemos hacer es cortar la carne en trozos del tamaño de un bocado.
  2. Coloca los trozos de pollo en un recipiente alto. Deben caber cómodamente para poder marinar todo.
  3. Quita la piel de una de las naranjas con ayuda de un cuchillo o un rallador evitando la parte blanca, ya que esto le dará un sabor amargo a nuestro plato. Reserva.
  4. Corta las naranjas a la mitad y exprime su jugo. Para obtener 400 ml. de jugo se necesitarán entre cuatro y cinco unidades.
  5. Añade el jugo de naranja al recipiente con el pollo. Cubre con papel film y llévalo a la nevera por al menos dos horas.

Preparación de la base del pollo a la naranja

  1. Una vez transcurrida las dos horas coloca el aceite de oliva. Pon a fuego bajo hasta que se caliente.
  2. Mientras tanto, retira los trozos de pollo de la nevera y agrégales sal. Luego pasa cada uno de los pedazos de pollo por un plato con harina.
  3. Cuando el aceite se haya calentado fríe el pollo vuelta y vuelta hasta que queden dorados. Retira y reserva.
  4. Lava y pela todas las verduras. Pica la cebolla a la brunoise y el ajo bien chiquito.
  5. Seguidamente, añade las verduras picadas a la cacerola en la que freíste el pollo. Pónchalas por diez minutos a fuego bajo.
  6. Luego, añade el zumo y las cáscaras de naranja. Remueve de vez en cuando y deja que se cocine por unos diez minutos más.
  7. Transcurrido el tiempo añade, sazona la salsa con sal y pimienta. Lo mejor es utilizar pimienta en grano recién molida.
  8. Mientras esperas, corta las patatas en dados. Luego, incorpóralas a la cacerola junto con el pollo.
  9. Las patatas deben quedar sumergidas en el zumo, por lo que si necesitas puedes añadir un poco de agua para cubrir perfectamente todo.
  10. Remueve de vez en cuando para que no se queme ni se pegue nada en el fondo de la cacerola. Debes cocinar todo por unos 25 minutos aproximadamente o hasta que las patatas estén tiernas.
  11. Cuando las patatas estén a punto ya puedes servir.

Consejos útiles

Puedes reemplazar la harina de trigo 000 por una de 000 o bien por 200 gr. de almidón de maíz para cubrir el pollo.

Reserva un poco de harina para agregar a la salsa y úsala y ha quedado muy liquida. De esta manera conseguirás que quede más espesa. Con una cucharada sopera será más que suficiente.

Recuerda siempre evitar utilizar la parte blanca de la naranja, ya que esto le aporta un sabor amargo a la preparación. Revisa la ralladura y retira en caso de ser necesario.

Puedes acompañar el pollo a la naranja con otras guarniciones como patatas fritas, arroz blanco o algún puré de verduras.

Para que quede una salsa más lisa y suave puedes pasar licuarla o triturar las cebollas cocidas junto con el zumo y las cáscaras de naranja antes de añadir las patatas.

Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí. 

Ir arriba