Mousse de mango sin huevo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
mousse de mango sin horno y sin huevos
              

Aprende a preparar mousse de mango sin huevo y sin horno, rápido y fácil. Perfecto para preparar en cualquier momento y sorprender a tus invitados.

384 Kcal
Energía
19.2%
21.5 g
Grasas
41.3 g
Hidratos
3.7 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Mousse de mango sin huevo

Para el mousse de mango

  • 250 gr. mango (1 – 2 unidades)
  • 200 ml. de nata
  • 125 gr. de yogur griego (natural)
  • 50 ml. de agua
  • 10 gr. de gelatina en polvo y sin sabor

Para saborizar el mousse de mango

  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • 100 gr. de azúcar

La palabra “mousse” proviene del francés al igual que la preparación y significa espuma. Tales preparaciones pueden ser dulces o saladas y servirse frío o caliente, aunque si se trata de un postre siempre se sirve bien frío.

En cuanto a los ingredientes principales para poder formarla siempre son dos: huevos y/o nata montada.  Cualquiera de estos dos ingredientes le aporta la esponjosidad, untuosidad y aspecto ligero o liviano tan característicos de un mousse.

En el día de hoy te contaremos como preparar un delicioso mousse de mango sin huevos, por lo que solo nos valdremos de la nata montada para que quede perfecta. La ventaja de que solamente lleve nata es que no lleva horno, por lo que solo se necesitan 15 minutos para prepararlo.

Es una receta que se adapta fácilmente a cualquier época del año. Sin embargo, lo preferible seria esperar a que llegue el verano, estación en donde puedes conseguir los mejores mangos y a un precio mucho más accesible.

El mango es una fruta con una pulpa cremosa, semi-ácida y jugosa. Es ideal para disfrutar en verano por la cantidad de jugo que tiene y por la sensación de frescura y saciedad que aporta.

Preparación del mousse de mango

  1. Vamos a comenzar nuestra receta de mousse de mango lavando y pelando la fruta.
  2. Corta el mango en cuatro partes y colócalas en el vaso de una licuadora junto con el azúcar y la esencia de vainilla. Deja un cuarto de fruta para decorar.
  3. Procesa todos los ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea y sin restos de fruta. Pasa toda la preparación a un recipiente y reserva.
  4. Calienta agua en un cazo hasta que rompa hervor.
  5. En un recipiente pequeño coloca la gelatina en polvo y ve agregando el agua bien caliente de a poco a medida que revuelves con una cuchara para disolverla perfectamente y que no queden grumos.
  6. Coloca el yogur en el recipiente donde habías reservado el puré de mango y con ayuda de una batidora eléctrica comienza a batir por unos 5 minutos.
  7. Con ayuda de una cuchara, añade la preparación anterior al recipiente que contenía la gelatina disuelta. Mezcla para que se unifiquen bien ambas preparaciones.
  8. Repite este proceso dos o tres veces antes de verter toda la gelatina al puré de mango. Esto ayudará a que no se formen grumos y que quede todo bien uniforme. Reserva.
  9. En un bol coloca la nata y móntala hasta que puedas formar picos firmes en su superficie.
  10. Una vez que tengas la nata bien montada debemos unir las dos preparaciones sin batir demasiado. Para ello puedes valerte de una espátula y realizar movimientos envolventes hasta homogeneizar todo.
  11. Ve incorporando la nata montada en dos o tres veces para que no se te dificulte unificarlas.
  12. Coloca el mousse de mango en moldes individuales y lleva a la nevera por cuatro horas como mínimo antes de servir.
  13. Corta el curato de mango que habíamos reservado al principio para decorar los postres.
  14. Una vez que se haya enfriado el mousse de mango tendrá la consistencia perfecta para añadir trozos de fruta de mango por encima.

Consejos útiles

En caso de que los mangos que hayas conseguido sean muy fibrosos extrae su jugo con ayuda de una licuadora. Luego pasa el jugo por un colador para retirar los restos de fibra. Si la dejas, el mousse de mango tendrá una textura poco agradable.

Además, puedes reemplazar la gelatina en polvo y tengas solo en láminas debes utilizar cinco hojas, ya que cada una de ellas equivale a 2 gr. de gelatina en polvo y para esta receta necesitamos 10 gr. Recuerda que siempre debe ser sin sabor.

Muchos suelen preguntarse qué tipo de fruta es el que debe utilizar para esta receta de mousse de mango, ya que existen varias clases como, por ejemplo: ataulfo pegaron, niño, manila, etc. En este caso no existe uno que sea perfecto, sino que depende de los gustos y preferencias de cada uno.

Eso sí, elijas el tipo de mango que elijas presta atención a los que estén maduros. Su pulpa es mucho más tierna, jugosa y dulce.

En la receta presentamos el mousse de mango en recipientes individuales, aunque puedes prepararlo en una fuente grande y porcionarlo luego, en el momento de servir.

Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí. 

Ir arriba