Salsa Bechamel

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

PROMEDIO 5 / 5. VOTOS: 1

CALIFICA ESTA RECETA!

salsa bechamel - salsa blanca
              

Te contamos cómo hacer una crema o salsa bechamel casera y sin grumos rápido y fácil.

163 Kcal
Energía
8.15%
10 g
Grasas
10 g
Hidratos
4 g
Proteínas

La salsa bechamel se utiliza para muchísimas recetas saladas y es la más popular entre las salsas blancas. Aprender a prepararla y que quede perfecta es mucho más fácil de lo que imaginas.

Ingredientes para hacer Salsa Bechamel

salsa bechamel ingredientes

  • 125 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla
  • 1 lt. de leche
  • 1 pizca de nuez moscada

La salsa bechamel tiene su origen a mediados del siglo XV y su nombre se atribuye a Luis Bechamel, marqués de Nointel. Sin embargo, hay quienes dicen que el creador de esta receta fue el cocinero de su hijo.

¿Qué serían de nuestras croquetas caseras sin una buena salsa blanca? ¿Y nuestras lasañas, tartas de verduras o canelones de espinaca? Indudablemente el sabor no sería el mismo.

Si bien es cierto que puedes comprar la salsa bechamel deshidratada o lista para utilizar, puedes hacerla tú misma. La mejor parte es que puedes añadirle tu toque personal y encima ahorrar mucho dinero.

La gran pregunta de muchos, es cómo preparar una salsa bechamel como la que puedes conseguir en las tiendas y que no te queden grumos. Antes de explicarte el paso a paso, debes saber que no existe una única receta.

De esta manera, puedes preparar una salsa bechamel final y más líquida o bien, una mucho más espesa. Todo dependerá de para qué quieres utilizarla. Independientemente de ello, te contamos todos los trucos para que te quede perfecta.

salsa balnca procedimientoCómo hacer una salsa bechamel perfecta

  1. Lo primero que debes hacer antes de empezar con la salsa bechamel es tamizar la harina. Este es uno de los pasos más importantes para que no te queden grumos.
  2. Luego, coloca la mantequilla en una sartén a fuego bajo hasta que se funda completamente y tome un color avellano.
  3. Seguidamente haremos la roux. Este proceso consiste en mezclar la harina tamizada con la mantequilla. Con ello conseguiremos ligar mejor nuestra salsa.
  4. Remueve constantemente la roux o pasta a fuego bajo y con una cuchara hasta que se formen pequeñas masas de color dorado. Este paso es importante para que no quede ese gusto a harina cruda.
  5. A continuación, agrega la mitad de la leche en la sartén. En este momento debes incorporar la nuez moscada, sal y pimienta a gusto.
  6. Remueve constantemente por 5 o 6 minutos con una varilla y continúa con el fuego bajo. Con ello, evitaremos que se formen grumos.
  7. Luego, añade de a poco el resto de la leche a medida que se vaya espesando.
  8. Cuando hayas conseguido la textura deseada, retira del fuego y listo. Ya tienes tu salsa bechamel perfecta, sin grumos, rápido y fácil.

Consejos útiles

Para conseguir una salsa bechamel un poco más líquida, lo mejor es ir agregando un poco más de leche. Otra opción es reemplazar 50 gr. de harina por 50 gr. de fécula de maíz.

En cambio, si prefieres que quede más espesa, deberás respetar las cantidades de la receta y dejar que se cocine por más tiempo. De esta manera, el líquido se irá evaporando poco a poco.

Por ejemplo, si necesitas una salsa bechamel para unas croquetas, utiliza 4 cucharadas de harina y 4 de mantequilla. Con ello conseguirás una crema espesa. Para unos canelones, utiliza 2 cucharadas de harina y 2 de mantequilla.

Si luego de hacer este paso a paso te ha quedado algún que otro grumo, puedes solucionarlo rápido y fácil. Solo deberás recurrir a una batidora eléctrica. Luego, lleva nuevamente la salsa bechamel a la sartén y continúa cocinando. Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba