Puré de calabaza

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter

PROMEDIO 5 / 5. VOTOS: 1

CALIFICA ESTA RECETA!

pure de calabaza casero receta paso a paso
              

¿Quieres saber cómo preparar un puré de calabaza perfecto? Te contamos todos los secretos para que te quede súper cremoso con esta receta paso a paso.

150 Kcal
Energía
7.5%
2 g
Grasas
67 g
Hidratos
7 g
Proteínas

Llegan los días fríos y no hay nada como disfrutar de un puré de calazas súper cremoso. Perfecto para acompañar cualquier tipo de carnes, pescado o pollo.

Ingredientes para hacer Puré de calabaza

calabaza anco zapallo coreano

  • 1 kg. de calabaza
  • 3 cdas. de queso crema
  • ½ cda. de mantequilla

La calabaza es una verdura dulce que cuenta con una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud. Es rica en vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes. Además, contiene un 90% de agua y aporta muy pocas calorías y carbohidratos.

Es por ello que hoy te contaremos todos los secretos para que puedas preparar un puré de calabazas casero súper cremoso. Lo cierto es que es bastante simple de cocinar y su sabor nada se compara con los que puedes conseguir enlatados en las tiendas.

La forma más simple y rápida de cocinar el puré de calabaza es hervirlo. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta verdura tiene mucha agua y absorberá más durante la cocción. El resultado será un puré demasiado aguado y no queremos eso.

Cómo hacer puré de calabaza casero

  1. Comenzamos con esta receta lavando bien la calabaza y cortándola a la mitad.
  2. Luego, retira las semillas del centro con ayuda de una cuchara.
  3. Una vez que tengamos nuestras calabazas listas, vamos a colocarlas boca abajo en una fuente para horno forrada con papel aluminio.
  4. A continuación, hornea a 180 ºC (horno suave) con calor arriba y abajo durante unos 25 minutos, o bien hasta que la pulpa este muy blanda.
  5. Cuando estén listas nuestras calabazas, retira del horno y espera a que se enfríen un poco de manera tal que podamos manipularlas con nuestras manos.
  6. Con ayuda de una cuchara, extrae la pulpa de las calabazas y colócala en un cuenco o en el vaso de una batidora. Salpimienta a gusto y añade la mantequilla junto con el queso crema.
  7. Seguidamente, tritura todo hasta obtener un puré de calabaza con una textura suave y cremosa. Ya está listo para servir.

Cómo hacer un puré de calabaza perfecto

Si cuentas con suficiente tiempo, puedes preparar el puré de calabazas de un día para el otro. En este caso, lo mejor es colocar un colador grande sobre un recipiente amplio y poner encima un paño limpio.

Luego, vierte el puré de calabazas sobre el paño y deja que repose toda la noche. Transcurrido este tiempo puedes ver cómo se ha escurrido una buena cantidad de agua. Al momento de servir, incorpora el queso crema y la mantequilla y calienta a baño maría o en microondas.

Como te contamos al principio, lo mejor es hornear las calabazas para que suelten toda el agua. Recuerda que si vas a utilizar esta receta para preparar una papilla para un bebé, no debes agregar sal, pimienta, queso crema o mantequilla, a menos que ya tenga un año de edad. Sin embargo, recuerda siempre consultar con su pediatra antes de incorporar cualquier alimento por primera vez. Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba