Fideuá con Marisco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
              

Aprende como preparar fideuá tradicional y sorprende a todos tus invitados con este plato clásico de la cocina española.

291 Kcal
Energía
15.5%
7 g
Grasas
34 g
Hidratos
17 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Fideuá con Marisco

Para la fideuá con mariscos

  • 400 gr. de fideos para fideuá n.º 1
  • 8 mejillones
  • 400 gr. de rape
  • 200 gr. de sepia
  • 4 langostinos grandes
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 diente de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 1 cda. de sal fina
  • 1 cda. de aceite de oliva extra virgen.

Para el caldo de pescado

  • ½ lt. de agua
  • 250 ml. de vino blanco
  • 1 zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • ½ nabo
  • ½ cebolla
  • 2 huesos de rape
  • Cáscara de los mejillones
  • 1 cda. de aceite de oliva extra virgen

Para el alioli de nueces

  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 100 ml. de aceite de oliva extra virgen
  • ml de aceite de girasol
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cda. de zumo de limón

Este plato nació por accidente, como la mayoría de las grandes cosas. Un cocinero de Gandía se dio cuenta de que le faltaba arroz cuando estaba preparando una receta de arroz a la banda, un platillo clásico de la región.

No le quedó más remedio que sustituirlo con unos fideos. El resultado fue sorprendente y lo denominó fideuá y se convirtió en una receta tradicional de la cocina española. Actualmente es de aspecto similar a la paella.

Lo ideal es utilizar fideos finos para la preparación para lograr la receta original. Es un plato bastante sencillo de preparar por lo que no necesitas ser un experto en la cocina para sorprender a tus invitados.

La fideuá puede realizarse de varias formas, ya sea solo con verduras o añadiendo carnes de pollo, ternera o conejo por lo que puedes adaptarlo perfectamente a tus gustos personales. Sin embargo, la receta original se prepara con mariscos.

Otro de los secretos que te adelantamos radica en el caldo de pescado casero y el sofrito hecho con paciencia a fuego lento y con bastante sabor.

Preparación de una fideuá con mariscos tradicionales

  1. Comienza preparando los mariscos. Lava bien las gambas con abundante agua fría. Déjalas escurrir y reserva.
  2. Haz lo mismo con los mejillones ayudándote con un cuchillo para retirar la capa externa. Resérvalo para el caldo de pescado.
  3. Quita las espinas y la piel de los rapes y las sepias. Corta en bocados y reserva. Guarda el espinazo para el caldo de pescado.
  4. Cocina al vapor los mejillones o bien en el microondas.
  5. Mientras esperas a que se cocinen los mejillones lava y corta las verduras, es decir, la cebolla, el diente de ajo y los pimientos rojo y verde.

Para preparar caldo de pescado

  1. Pon una cacerola al fuego fuerte y añade la cuchara de aceite de oliva.
  2. Añade las cabezas de los langostinos, las cáscaras de los mejillones, y las cabezas de los langostinos. Ve aplastándolos con ayuda de una cuchara de madera para que desprendan todo el jugo.
  3. Cuando comience a dorarse añade el vino blanco y tapa la olla. Deja que se reduzca la preparación por ocho minutos.
  4. Mientras esperas lava y corta en dados todas las verduras. Cuando haya pasado el tiempo añade las verduras a la olla. Remueve para que se fundan bien todos los sabores.
  5. Incorpora el hueso y el espinazo del rape. Sigue mezclando y agrega el medio litro de agua. Deja que se cocine todo ahora a fuego bajo por 30 minutos más.
  6. De vez en cuando destapa la olla, retira la espuma que se forma en la superficie y sigue removiendo.
  7. Pasado el tiempo de cocción, filtra el caldo con ayuda de un colador y reserva.

Para preparar el alioli con nueces

  1. Coloca todos los ingredientes del alioli en el vaso de la procesadora. Si tienes una de mano o una licuadora mejor aún. Comienza triturar y batir todo hasta que comience a emulsionarse. Debe quedar como una mayonesa casera.
  2. Cuando haya quedado espesa, pasa la preparación a un recipiente y cúbrelo con papel film. Lleva a la nevera y reserva hasta el momento de servir.

Preparación de los mariscos y las verduras

  1. Pon a calentar la paella a fuego bajo y añade la cucharada de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente añade los langostinos sin la cabeza y dora por dos minutos de cada lado. Retira y reserva.
  2. Dorar la sepia de ambos lados. En este caso puede debes hacerlo por 6 minutos de cada lado. Pincha y revisa que queden tiernas antes de retirarlas. Reserva.
  3. Por último haz lo mismo con el rape. Si es necesario añade una cucharada más de aceite de oliva. Debes dejar que se doren 4 minutos de cada lado. Retira y reserva.
  4. Añade un poco más de aceite a la paella y agrega las cebollas y el ajo picados. Recuerda hacerlo a fuego lento por unos cinco minutos aproximadamente removiendo todo para que no se queme ni se pegue.
  5. Añade los pimientos y sigue fritando por unos diez minutos más.
  6. Mientras esperamos, lava y corta en daditos pequeños el tomate. También puedes utilizar tomate triturado de botella y saltarte este paso.
  7. Cuando queden todas las verduras bien ponchadas es el momento de añadir el tomate y el caldo de pescado.
  8. Añade media cucharada de sal y espera unos diez minutos a que se cocine bien todo para probarlo. Recuerda que no debe quedar muy salado, ya que el caldo de pescado le añade bastante sazón.

Preparación final de la fideuá

  1. Enciende el horno a máxima potencia para que se vaya calentando.
  2. Añade el caldo a la paella que se encuentra cocinando a fuego bajo. Incorpora la sepia, el rape y los fideos. Remueve para que todo quede bien impregnado con el caldo. Sube un poco el fuego.
  3. Cuando el caldo se haya reducido casi por completo apaga el fuego y agrega los langostinos y los mejillones encima de todo.
  4. Coloca la paella en el horno por unos cinco minutos para que los fideos queden crujientes. Retira y ya estará listo para servir.
  5. Sirve cada plato con un poco de alioli de nueces por encima.

Consejos útiles

Si preparas el alioli con una procesadora de mano procura que el brazo del aparato llegue hasta el fondo del vaso y has movimientos verticales hasta que quede todo bien emulsionado.

Si eres novato en la cocina y no sabes limpiar bien el rape y la sepia lo mejor es pedir en la pescadería que nos lo preparen para evitar tener que hacerlo.

Puedes reemplazar el caldo de pescado casero por uno que ya venga preparado, aunque indudablemente el que se prepara en casa es muchísimo más delicioso.

Por último, recuerda que debes cocinar todo en la paella a fuego lento y solo subir el fuego al final cuando agregues los fideos y el caldo.

Ir arriba