Escalopes de verdura

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
              

Aprende a cocinar escalopes de verduras. Ideal para incorporar vegetales en las comidas de todos los días. Todos los secretos para que queden perfectas.

358 Kcal
Energía
18.7%
15 g
Grasas
44.2 g
Hidratos
10 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Escalopes de verdura

  • 2 patatas medianas
  • 200 ml. de agua
  • 150 ml. de aceite de oliva extra virgen
  • 3 cdas. de harina de garbanzo
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla mediana
  • 100 gr. de guisantes
  • 100 gr. de judías verdes
  • 100 gr. de granos de maíz
  • 1 pimiento verde
  • 400 gr. de pan rallado

Para saborizar

  • 1 cdita. de sal
  • ½ guindilla
  • 1 cda. de jengibre
  • 2 cdas. de cilantro fresco

Los escalopes de verdura son un excelente plato para servirlo como aperitivo, guarnición, acompañamiento de ensaladas o como plato principal. Esta receta proviene de la gastronomía india y su nombre original es cutlets.

Los mismos se preparan con una mezcla jugosa de verduras y varias especias. Muchos suelen llamarla marinada por cómo se prepara con agua y harina.

Si bien es cierto que se trata de un platillo originario de la India, la palabra escalope proviene del francés escaloper y significa rebanada. Generalmente se preparan con rodajas de carne de ternera, cerdo sin hueso o pescado sin espinas.

Preparación de unos riquísimos escalopes de verduras

  1. Deja en remojo desde la noche anterior los granos de maíz. Deben estar así entre ocho y doce horas. Pasado el tiempo, retira el agua con ayuda de un colador y lávalos para retirar todas las impurezas que hayan quedado.
  2. Coloca los granos de maíz en una cacerola con abundante agua y ponlas a fuego medio. Tapa la olla y cocina hasta que estén tiernos (90 minutos). Retira el agua y reserva.
  3. Lava bien las judías y retira los extremos de cada una. Ponlas a cocinar en una cacerola con agua a fuego medio hasta que queden tiernas (20 minutos aproximadamente).
  4. Lava, pela y corta las patatas y las zanahorias en dados. Ponlas a cocinar en una cacerola al vapor o en una vaporera hasta que queden tiernas (15 minutos).
  5. Coloca en un bol las patatas y písalas hasta que se forme un puré.
  6. Añade las zanahorias, el pimiento picado, las cebollas a la brunoise, las judías, los granos de maíz, la sal y todas las especias. Mezcla todo para que quede una pasta homogénea.
  7. Divide la pasta en partes iguales. Deben ser un poco más chicas que la palma de la mano.
  8. Forma bolitas con cada una de las partes que has dividido. Presiona cada una de ellas para formar unas hamburguesas de unos dos centímetros de espesor aproximadamente.
  9. En un bol coloca la harina y el agua mezclando bien para evitar que se formen grumos. Prepara otro con el pan rallado.
  10. Coloca una sartén a fuego medio con el aceite y deja que se caliente bien. Debe estar bien caliente o los escalopes podrían romperse.
  11. Mientras esperas a que se caliente el aceite, pasa cada una de las hamburguesas por el engrudo de harina y agua y luego por bol con el pan rallado.
  12. Fríe las hamburguesas a fuego fuerte hasta que estén doradas de ambos lados. Coloca cada una de ellas en un recipiente con papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Ya estarán listos para servir.

Consejos útiles

En caso de no conseguir harina de garbanzo puedes reemplazarla por la misma cantidad de harina de soja o de maíz. También puedes reemplazar las verduras frescas por una lata de verduras variadas. Esto además te ahorrará mucho tiempo.

Otra excelente idea si quieres ahorrar mucho más tiempo cocer las patatas y las zanahorias en una cacerola con abundante agua y sumergirlas en lugar de hacerlo al vapor.

Puedes hacer los escalopes con todas las verduras que tengas en tu casa como remolacha, puerro, tomate o lo que se te ocurra. Combínalas como más te gusten y anímate a probar platillos nuevos y saludables.

Revisa de vez en cuando que los granos de maíz tengan suficiente agua cubriéndolos para que se puedan cocinar perfectamente. En caso de necesitar agregar más, procura añadir agua caliente para no cortar la cocción.

Si buscas una preparación más saludable, puedes cocinar los escalopes en una plancha en lugar de freírlas. Si no es antiadherente procura rociar con aceite vegetal la plancha antes y esperar a que esté bien caliente antes de colocar las primeras para evitar que se peguen.

Ir arriba