Tiramisú: receta italiana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

PROMEDIO 5 / 5. VOTOS: 1

CALIFICA ESTA RECETA!

Tiramisú: receta italiana
              

¿Quieres aprender a hacer un tiramisú perfecto? A continuación, te enseñaremos como hacerlo con la verdadera receta italiana.

220 Kcal
Energía
11%
21 g
Grasas
17 g
Hidratos
4 g
Proteínas

Existen muchísimas variantes del tiramisú y cada cocinero le da su toque personal a este delicioso postre. Hoy vamos a enseñarte a mostrarte la receta original, procedente de Italia.

Ingredientes para hacer Tiramisú: receta italiana

tiramisú ingredientes

  • 500 gr. de queso crema mascarpone
  • 6 huevos
  • 130 gr. de azúcar
  • 300 gr. de bizcochos savoiardi
  • 50 ml. Amaretto
  • 20 gr. de cacao puro en polvo
  • 300 ml. de café

¿Sabías que el nombre de este postre derivó de la expresión “ti tira su” (tírame arriba)? El tiramisú comenzó a prepararse después de la Segunda Guerra Mundial y se servía en los burdeles. Se servía como un tentempié para dar más fuerza y levantar la libido.

Arturo Filippini, les ofrecía a sus clientes este postre presentándolo como algo que los “llevaría arriba”. Con ello estaba haciendo referencia a que era una crema dulce afrodisiaca. En los años 50 el tiramisú no llevaba ni licor ni mascarpone. Solo se empleaba huevos, azúcar, café, cacao en polvo y bizcochos savoiardi.

Años más tarde, en la cadena de restaurantes de Toulá (1968) comenzaron a incorporar el queso mascarpone para ralentizar la digestión. De esta manera, se eliminaba el efecto de somnolencia que producía.

A continuación, vamos a enseñarte a preparar este famoso tiramisú original de Italia. Toma nota de todos estos consejos para que te quede perfecto.

preparación del sabayón para el tiramisúPreparación del sabayón y la crema para el tiramisú

Lo primero que debemos hacer es preparar el sabayón de nuestro tiramisú.

  1. Para ello, vamos a separar las claras de las yemas de huevo. Además, debes colocar agua en una cazuela grande y llevarlo al fuego para que se caliente (sin llegar a hervir).
  2. A continuación, coloca 60 gr. de azúcar junto con las yemas y con ayuda de unas varillas eléctricas bate la preparación por tres minutos o hasta que se haya fundido el azúcar.
  3. Inmediatamente, lleva las yemas a baño maría y continúa batiendo hasta que dupliquen su tamaño.
  4. Luego, añade el amaranto a las yemas y mezcla hasta integrar bien.
  5. En un recipiente aparte, coloca las claras y una pizca de sal. Bate a punto nieve con ayuda de unas varillas eléctricas.
  6. Una vez que hayan comenzado a montarse las claras añade 60 gr. de azúcar poco a poco.
  7. Continúa batiendo a baño maría hasta obtener un merengue firme.
  8. Ahora que ya tenemos ambas preparaciones listas vamos a integrarlas con ayuda de una espátula, con movimientos envolventes y sin batir.
  9. Por otro lado, deja el queso mascarpone a temperatura ambiente y bate con unas varillas eléctricas hasta que quede cremoso.
  10. Integra el queso a la crema que hicimos anteriormente con movimientos envolventes para evitar que se baje. Debe quedar una mezcla esponjosa.

tiramisu montaje finalMontaje, cocción final y presentación final del tiramisú

Con el sabayón listo, vamos a proceder con el montaje de nuestro tiramisú.

  1. Lo primero que debes hacer es preparar el café junto con dos cucharadas de azúcar. Es importante que esté bien concentrado.
  2. A continuación, coloca el café en algún recipiente en el que quepan los bizcochos de savoiardi.
  3. Humedece cada uno de los bizcochos y colócalos uno al lado del otro en una fuente profunda. Hazlo hasta cubrir toda la base.
  4. Seguidamente, cubre los bizcochos con una buena capa de sabayón. Repite este proceso tantas veces como sea necesario hasta cubrir todo el recipiente.
  5. Una vez que hayamos terminado, espolvorea el cacao en polvo hasta formar una capa fina.
  6. Lleva a la nevera hasta el momento de servir.

Consejos útiles

Si quieres que tu tiramisú quede perfecto, lo mejor es prepararlo con un día de anticipación. De esta manera, todos los sabores se concentran mucho más y los bizcochos quedan un poquito más blandos.

Al momento de comprar los bizcochos al huevo procura que no sean de soletilla. Estos tienen una textura blanda y grasa, como los de la marca Codan, por ejemplo. De lo contrario, se terminará estropeando el tiramisú, pues se van a deshacer con mucha facilidad.

En Italia se emplean unos bizcochos al huevo llamados savoiardi que son más pequeños, finos y secos. Además, tienen una costra de azúcar por encima. Estos absorben el líquido, pero no de destrozan en el proceso.

Con respecto al café, puedes emplear uno que sea soluble. Sin embargo, es mucho mejor si puedes utilizar café expreso, recién hecho. Para el sabayón lo mejor es emplear amaretto, aunque puedes utilizar licor de café, whisky o coñac.

Finalmente, en lo que respecta a la capa de cacao, puedes añadirla al final, justo antes de servir. Además, lo mejor es espolvorear con un colador para que no queden grumillos.

El problema con el cacao en polvo es que se humedece mientras está en la nevera y a la vista no queda muy agradable. Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba