Sopa de ajo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
sopa de ajo
              

¿Quieres aprender a preparar una deliciosa sopa de ajo? A continuación, te contaremos paso a paso como hacerla y todos los secretos para que quede perfecta.

187 Kcal
Energía
9.35%
11 g
Grasas
27 g
Hidratos

Ingredientes para hacer Sopa de ajo

  • 12 dientes de ajo
  • 8 huevos
  • 12 rebanadas de pan
  • 150 gr. de jamón serrano
  • 3 lt. de caldo de carne
  • 50 ml. de aceite de oliva extra virgen

Para saborizar la sopa de ajo

  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida
  • 2 cdas. de pimentón dulce de la Vera

Para el caldo de carne casero

  • 3 lt. de agua
  • 1 kg. de huesos
  • 1 kg. de recortes de ternera
  • 1 puerro
  • 200 gr. de cebolla
  • 200 gr. de zanahoria
  • 1 rama de apio mediana
  • 1 nabo
  • 1 diente de ajo
  • 4 granos de pimienta negra
  • 1 clavo de olor

Llega fin de año, bajan las temperaturas y el cuerpo comienza a pedir comidas más contundentes o sopas caseras. Hoy te vamos a enseñar a preparar una reconfortante sopa de ajo tal y como la preparaban nuestras madres y abuelas.

Esta sopa de ajo también conocida como sopa castellana es una receta típica de las regiones de Castilla y León (España). Dependiendo de la zona en la que se prepare, existen algunas variantes en cuanto a los ingredientes a utilizar.

Sin embargo, todas las recetas cuentan con los mismos ingredientes básicos: ajo, jamón serrano, huevo, pan y caldo de carne. Generalmente, las variaciones están presentes en los aromatizantes y demás condimentos.

La sopa de ajo es un plato antiquísimo que se preparaba generalmente en el almuerzo. En algunas zonas de España se suele preparar con frecuencia durante la cuaresma, Semana Santa y diferentes procesiones, por lo que es común caminar por las calles y sentir su aroma por doquier en estas fechas.

En Andalucía, por ejemplo, suelen añadirle coliflor, no lleva pimentón dulce de la Vera y es de consistencia más ligera y caldosa. En Aragón se agregan picatostes (trozos de pan frito). En la Rioja se incorporan trozos de tomate y pimiento. Finalmente, en el País Vasco se le agrega lomo de bacalao.

Otros nombres con los que suele ser denominado la sopa de ajo son: sopa a la navarra, sopa de pastor, aragonesa y andaluza. En el día de hoy vamos a enseñarte a preparar la receta tradicional procedente de las regiones de Castilla y León.

Preparación de la sopa de ajo

Lo primero que debes hacer antes de comenzar a preparar la sopa de ajo es hacer el fondo de cocción. En este caso vamos a emplear un caldo de carne casero. Los fondos de cocción son preparaciones liquidas que se obtienen al cocer en agua diferentes ingredientes.

El fondo de cocción será la base de nuestra sopa. Es lo primero que debes tener listo así que vamos a comenzar por ello.

Preparación del caldo de carne casero: fondo de cocción

  1. Para comenzar con el caldo de carne casero lo primero que debes hacer es lavar y pelar todas las verduras.
  2. Corta en trozos medianos todas las verduras y reserva.
  3. Luego, pon en una cacerola grande el agua y lleva al fuego para que se vaya calentando.
  4. Mientras esperas a que se caliente el agua, lava la carne y los huesos con abundante agua fría para eliminar todas las impurezas.
  5. A continuación, agrega todos los ingredientes a la cacerola y deja que se cocine todo por al menos 2 horas a fuego bajo. Recuerda que debe estar tapada para que no se evapore demasiado el agua.
  6. De vez en cuando retira la tapa de la cacerola y con ayuda de una espumadera saca toda la espuma que se forma por encima.
  7. Una vez que hayan transcurrido las dos horas retira la cacerola del fuego.
  8. Solo vamos a necesitar el caldo que se formó por lo que puedes desechar el resto de verduras, huesos y carnes o bien dejarlos para otras recetas.
  9. Ya tenemos listo nuestro caldo de carne casero. Si lo haces uno o dos días antes, espera a que se enfríe antes de llevar a la nevera. Puedes guardarlo por una semana en perfecto estado en un recipiente hermético y con tapa.

Cocción de la sopa de ajo

  1. Una vez que tengamos el caldo de carne listo ya podremos comenzar a preparar nuestra sopa.
  2. Comienza pelando todos los dientes de ajo. Córtalos en láminas finas y reserva.
  3. También debes tener listo el jamón serrano. Córalos en trozos pequeños y reserva.
  4. Coloca en el fuego una sartén con un chorrito de aceite de oliva extra virgen. Espera a que se caliente y agrega las rebanadas de pan.
  5. Las rodajas de pan deben quedar doradas de ambos lados por lo que solo es necesario tostarlas por 5 minutos de cada lado.
  6. Luego, coloca en el fuego una cacerola lo suficientemente grande para que quepan todos los ingredientes.
  7. Añade el aceite de oliva extra virgen y espera a que se caliente.
  8. A continuación, agrega el ajo y sofríe por 3 minutos o hasta que queden dorados. Es importante que los cocines a fuego bajo o medio para que no se arrebaten ni se quemen.
  9. Seguidamente, añade el jamón serrano cortado en trozos pequeños. Cocina por unos minutos y remueve con ayuda de una cuchara para que se integren ambos ingredientes y se fundan los sabores.
  10. Cuando estén los ajos bien dorados y el jamón serrano comience a desprender jugo es momento de incorporar las rebanadas de pan.
  11. Remueve todo por 2 o 3 minutos, retira del fuego y espolvorea el pimentón dulce de la Vera por encima. Esto ayudará a que el pimentón dulce no se queme y le aporte un sabor amargo a nuestra sopa.
  12. Ahora debes volver a colocar la cacerola al fuego y agregar el caldo de carne. Cocina todo a fuego bajo y evita que el caldo comience a hervir durante la cocción.
  13. Cocina todo por 20 minutos y luego de ello agrega las otras 6 rebanadas de pan. No es necesario que las sumerjas, sino que debes dejarlas en la superficie y dejar que se ablanden y se fundan con el resto de la sopa de ajo solas.
  14. Prueba la sazón de, agrega la pizca de pimienta negra y la pizca de sal en caso de ser necesario.

Presentación final

  1. Una vez que tengamos la sopa de ajo lista debemos incorporar los huevos. Para ello, rompe cada uno de ellos y lo echamos a la sopa.
  2. Deja cuajar los huevos por 3 minutos. Cuando veas que queden como huevo hilado o en trocitos escalfado ya estará lista para servir.
  3. Otra opción es separar las claras de las yemas y agregar solo las claras a la sopa.
  4. En el momento de servir, añade las claras encima de cada plato. Las mismas se cocinarán con el calor de la sopa.
  5. Sirve la sopa de ajo bien caliente en cuencos bien chulos. Los mejores para las sopas son los cuencos de barro.

Consejos útiles y secretos para una sopa de ajo perfecta

Para esta receta hemos empleado un caldo de carne casero. Si bien es cierto que nos puede demorar un poco más de tiempo para la sopa de ajo, es machismo más sabroso y le dará un toque personal a nuestra receta.

Sin embargo, si no tienes mucho tiempo puedes utilizar pastillas de caldo de carne. Para esta receta vas a necesitar 6 cubos. Ten en cuenta que se utiliza un cubo de caldo cada medio litro de agua.

Independientemente de que emplees caldo de carne casero o con cubos de caldo deshidratados prepáralo siempre en una cacerola aparte y antes de comenzar a preparar nuestra receta.

El caldo de carne puedes guardarlo en el congelador por hasta 12 meses o una semana en la nevera. Recuerda siempre conservarlo en un recipiente hermético y con tapa para que no se estropee.

Otro consejo que podemos darte es que emplees pan duro. Lo mejor es que tenga uno o dos días. Aunque si no consigues puedes emplear pan del mismo día.

Personalmente prefiero utilizar pimentón dulce para esta receta porque le da un toque de color, sabor y olor. Además, lo picante se lo aporta nuestro ingrediente estrella: el ajo. Sin embargo, muchos cocineros prefieren emplear pimentón picante.

Ten en cuenta que el jamón serrano es un ingrediente bastante salado por lo que te recomendamos añadir la sal luego de haber incorporado el caldo y el jamón. De esta manera podrás asegurarte de que la sazón sea la adecuada.

Esperamos que te animes a probar esta deliciosa sopa de ajo o sopa a la castellana. Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba