Ñoquis húngaros

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
ñoquis hungaros
              

Disfruta de unos deliciosos ñoquis húngaros, también conocidos como Spaetzle. Te enseñaremos el paso a paso de esta receta original, súper sencilla.

204 Kcal
Energía
10.2%
10 g
Grasas
24 g
Hidratos
2 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Ñoquis húngaros

Para los ñoquis húngaros

  • 500 gr. de harina de trigo 0000
  • 250 ml. de leche entera
  • 1 cda. de aceite
  • 4 huevos
  • 1 cdita. de sal

Para acompañar: salsa de carne y tomates

  • 500 gr. de carne de cerdo picada
  • 500 gr. de tomates bien maduros
  • 300 gr. de cebollas
  • 200 gr. de zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 250 ml. de vino tinto
  • 125 ml. de agua
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • 1 cda. de mantequilla

Los ñoquis húngaros, también conocidos como Spaetzle o ñoquis alemanes es un palto que se prepara desde hace más de 4000 años. Actualmente es un plato muy popular en Hungría, Australia, Suiza, y en las regiones del sur de Alemania y Tirol.

Para poder darles esa forma tan característica se pasa la masa por un rallador especial.

La ventaja de este plato es que es económico y bastante rendidor y con las cantidades que te hemos detallado en la lista de ingredientes pueden servirse cuatro platos abundantes.

En la receta que te mostraremos a continuación, hemos acompañado los ñoquis húngaros con una salsa de tomates y carne de cerdo. Aunque puedes acompañarlos con una salsa o crema de tu preferencia.

Preparación de unos riquísimos ñoquis húngaros con salsa de tomate

Lo primero que vamos a preparar es la salsa de carne y tomates, ya que es lo que lleva más tiempo. Los ñoquis húngaros se preparan en menos de diez minutos.

Preparación de la salsa de carne y tomate

  1. En una cacerola coloca la mantequilla. Llévalo a fuego bajo para que se vaya calentando.
  2. Mientras tanto, lava y pela todas las verduras. Pica la cebolla a la brunoise y el ajo bien chiquito.
  3. Añade las cebollas y el ajo a la cacerola junto con la sal. Déjalo a fuego bajo por cinco minutos hasta que esté todo bien cocido.
  4. Luego, agrega a la carne picada a la cacerola. Con ayuda de una cuchara de madera remueve todo de vez en cuando.
  5. Ralla la zanahoria e incorpórala a la preparación.
  6. Corta el tomate en trozos pequeños y añádelos a la cacerola.
  7. Seguidamente incorpora la pastilla de caldo, el agua y el vino.
  8. Deja que se cocine a fuego bajo por quince minutos hasta que se haya evaporado el alcohol y la salsa quede espesa.

Preparación de los ñoquis húngaros

  1. Antes de comenzar con nuestros ñoquis húngaros pon agua en una cacerola. Llévalo al fuego hasta que rompa el hervor. El agua debe estar bien caliente cuando coloques los ñoquis.
  2. Coloca los huevos en un bol y con ayuda de un batidor manual rompe el ligue.
  3. Añade la mitad de la leche y sigue mezclando.
  4. Tamiza la harina y ve espolvoreando encima de la mezcla de agua con huevos sin dejar de batir para que no se formen grumos.
  5. Ve añadiendo leche y harina de a poco hasta que quede una masa chirle.
  6. Cuando el agua de la cacerola esté hirviendo, destapa la olla y añade la sal y el aceite.
  7. Coloca el aparato para Spaetzle encima de la olla y pon encima la masa de a poco.
  8. Utiliza una espátula para ayudarte a presionar sobre el aparato para Spaetzle y que caiga la masa en el agua.
  9. Cuando comiencen a flotar los pedacitos de masa es porque ya estarán listos y debes retirarlos para que no se pasen con una espumadera.
  10. Sirve acompañados con la salsa que preparamos anteriormente.

Consejos útiles

Si no tienes un aparato para Spaetzle puedes utilizar un colador con agujeros medianos o la parte gruesa de un rallador. En este caso deberás valerte de una espátula para ayudarte a pasar la masa hacia la olla con agua.

Ten en cuenta en que en menos de cinco minutos los ñoquis húngaros estarán listos. Lo mejor es tener todo listo para servir antes de colocar la masa en el agua.

Puedes acompañar los ñoquis húngaros con la salsa de tu preferencia, con nata, queso rallado o simplemente con un poco de mantequilla. La forma más tradicional es con salsa de tomates y carne de cerdo o con goulash.

Si quieres hacer una receta más liviana y con menos calorías puedes reemplazar la leche entera por una descremada o incluso por agua. Siempre respetando la cantidad de líquido para obtener la consistencia adecuada.

Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí. 

Ir arriba