Nocilla casera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Nocilla casera
              

¿Quieres aprender a preparar nocilla casera? Te enseñaremos paso a paso como preparar una deliciosa crema de cacao y avellanas, ideal para los golosos.

84 Kcal
Energía
42%
7.3 g
Grasas
5.1 g
Hidratos
1.4 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Nocilla casera

  • 300 gr. de avellanas
  • 100 gr. de chocolate con 70% de cacao
  • 50 gr. de aceite de coco
  • 150 ml. de leche de soja

Para saborizar la nocilla casera

  • 400 gr. de azúcar moreno
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

La nocilla es uno de esos productos más preciados en los supermercados. Los amantes de los dulces y postres nos dirán que es una crema que puedes comer sola, a cucharadas bien cargadas. Eso sí, una vez que comiences no podrás parar.

Existen muchas marcas en las tiendas y supermercados que la comercializan. Sin embargo, debemos decir que nada se compara con una crema de nocilla casera.

Preparar una crema de cacao y avellanas casera es sin duda mucho más saludable, pero no te engañes, aún tiene un alto contenido calórico. Los ingredientes principales son, además del cacao y de las avellanas, el azúcar y el aceite vegetal.

Lo mejor de todo es que puedes preparar la crema de nocilla casera en muy poco tiempo. En tan solo unos minutos vas a poder disfrutarla sola, en tostadas o en cualquier otro postre.

Preparación de una riquísima nocilla casera

Cocción de las avellanas: secretos

  1. La primera parte de la nocilla casera es tostar las avellanas. Para ello, colócalas sin cáscara junto con la pizca de sal sobre una fuente para horno, sartén o microondas.
  2. Para los que decidan tostar las avellanas en el horno deben cubrir una fuente o asadera con papel aluminio y colocarlas encima.
  3. Enciende el horno para que se vaya calentando y cuando haya alcanzado los 200º C introduce la fuente con las avellanas.
  4. Cocina por 20 minutos aproximadamente o hasta que veas que estén doradas de ambos lados y hayan desprendido su aroma.
  5. Si vas a cocinar las avellanas en una sartén, entonces debes hacerlo a temperatura media. Procura ir removiendo las avellanas para que no se quemen.
  6. Cuando estén tostadas de ambos lados y comience a desprender su aroma ya estarán listas (3 minutos aproximadamente).
  7. Independientemente de que hayas cocinado las avellanas en una sartén u horno, una vez que ya tengas tostadas las avellanas colócalas en un plato inmediatamente para que no se sigan cocinando y se quemen.
  8. Por último, puedes tostar las avellanas en el microondas disponiéndolas en una capa fina sobre un plato. Cocina a 800 W (máxima potencia) por 2 minutos.
  9. Luego, retira y remueve para que no se quemen. Repite el proceso, pero esta vez con intervalos de 1 minuto hasta que estén doradas.
  10. Cuando cocines las avellanas, procura retirar aquellas que se hayan quemado. De otra manera, nuestra nocilla casera quedará amarga.
  11. Espera a que se enfríen y puedas manipularlas con tus manos.
  12. Seguidamente, retira el exceso de piel antes de continuar.

Preparación de la crema de avellanas

  1. Ahora que ya tenemos las avellanas tostadas y sin piel podemos continuar con nuestra nocilla casera.
  2. Pasa las avellanas a una picadora (licuadora, procesadora o minipimer) junto con el aceite de coco y el azúcar moreno.
  3. Tritura todo por cinco minutos. Es importante que respetes este tiempo para que las avellanas puedan desprender su aceite y se forme una pasta. Ya estará lista para fusionar con los demás ingredientes.
  4. La pasta de avellanas también puede prepararse con anticipación, ya que dura 4 semanas en la nevera. Procura guardarlas en un recipiente hermético.
  5. Si han pasado varios días desde que preparaste la pasta de avellanas es muy probable que los aceites se hayan separado. Basta con unirlo con movimientos envolventes para poderlo utilizar.

Preparación final de la nocilla casera

  1. Comienza cortando el chocolate en trozos pequeños y colócalos en un bol o recipiente. Lleva a baño María para que se derrita.
  2. Ten en cuenta que mientras más pequeños sean los trozos, más rápido será el proceso de fundición del chocolate.
  3. Remueve de vez en cuando para lograr que se funda el chocolate de forma pareja.
  4. Otra alternativa para fundir el chocolate es hacerlo en el microondas. Hazlo con intervalos de 30 segundos a temperatura mínima para que no se queme.
  5. Entre cada intervalo retira del microondas y remueve el chocolate. Tres minutos serán suficientes para que se haya derretido por completo.
  6. Añade la leche de soja y la cucharadita de vainilla al recipiente con el chocolate.
  7. Con ayuda de una espátula, haz movimientos envolventes hasta que haya quedado una crema homogénea.
  8. Lo siguiente será añadir la crema de avellanas que habíamos preparado anteriormente.
  9. Finalmente, une todo con ayuda de una espátula. Ya estará lista para degustar.

Consejos útiles y secretos para una nocilla casera perfecta

En esta receta hemos utilizado aceite vegetal de coco, aunque es posible optar por otros aceites vegetales, como, por ejemplo, maíz, girasol u oliva extra suave. Recuerda siempre respetar las mismas cantidades.

Si no consigues chocolate con 70% de cacao o 60% como mínimo, puedes optar por cacao en polvo. En este caso, solo debes utilizar 25 gramos.

Lo mismo sucede con el azúcar moreno, ya que la receta quedará igualmente perfecta con azúcar blanca o con azúcar mascabo.

Con respecto a las avellanas ya tostadas, puedes prepararlo con anticipación, ya que se conservan en un recipiente hermético en el congelador por varios meses. Solo debes tener presente que al momento de utilizarlas es necesario que estén a temperatura ambiente.

Por último, puedes llevar la nocilla casera a la nevera por dos horas antes de utilizar para la textura sea más consistente.

Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba