Guiso de lentejas con chorizo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
              

Aprende como hacer un riquísimo guiso de lentejas con chorizo como las preparaba la abuela. Un plato tradicional de la cocina española.

500 Kcal
Energía
25%
28 g
Grasas
38 g
Hidratos
26 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Guiso de lentejas con chorizo

  • 550 gr. de lentejas pardinas
  • 2 chorizos
  • 1 morcilla
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 2 cdas. de aceite de oliva extra virgen

Para saborizar

  • 1 cda. de pimentón de la Vera (dulce)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cda. de sal
  • 1 cdita. de pimienta molida

Siempre estamos buscando los platos más exóticos para preparar y sorprender a nuestros amigos y familiares. Lo malo de esto es que muchas veces necesitas técnicas o ingredientes complicados, por lo que no resulta nada bueno para los principiantes.

Por este motivo es que los platos que podemos preparar a diario quedan como segunda opción. Hoy les traigo una receta simple, rica y nutritiva, el tradicional guiso de lentejas.

Nada mejor que una comida tradicional como el guiso de lentejas con chorizo como lo preparaban nuestras abuelas. Es una receta sumamente sencilla de realizar, con ingredientes que probablemente tengas en tu casa o que son fáciles y baratos de conseguir.

Es un plato que se prepara comúnmente cuando comienza la época de frío y además de ser exquisitas son muy nutritivas, ya que la vedette principal son las legumbres. Sin duda es uno de los clásicos de la cocina española que fue expidiéndose por toda Latinoamérica.

Preparación de las lentejas con chorizo

  1. Para agilizar la cocción final, lo primero que debemos hacer es colocar las lentejas padrinas en remojo por al menos doce horas.
  2. Ten en cuenta que para este tipo de lentejas no es estrictamente necesario, aunque deberás lavarlas bien para quitar las impurezas. En este caso deberás cocinarlas por 30 minutos más.
  3. Retira las lentejas que quedan flotando en el agua, ya que estas son las que no son aptas para preparar nuestro guisado. Escurre el resto del agua y reserva.
  4. Lava y pela las cebollas. Pícalas en brunoise, es decir en cubitos pequeños. Haz lo mismo con los dientes de ajo y el pimiento verde. Reserva.
  5. Pela las zanahorias y córtalas en láminas de dos milímetros de espesor. Si son demasiado grandes puedes cortarlas a la mitad y luego en láminas para que se cocinen bien.
  6. Retira la piel del tomate y córtalo en dos mitades.
  7. En una sartén profunda o cacerola coloca las cebollas, el ajo y el aceite de oliva y sofríe hasta que queden transparentes (diez minutos aproximadamente).
  8. Añade el pimiento, los trozos de tomate y las láminas de zanahoria. Mezcla y cocina todo por dos o tres minutos más para que se unifiquen los sabores. Añade las hojas de laurel, y el pimentón dulce.
  9. Es momento de añadir las lentejas a la preparación. Hazlo sin dejar de remover con una cuchara de madera para evitar que se quemen y se peguen las verduras en el fondo de la sartén o cacerola por unos tres minutos.
  10. Cubre con agua fría toda la preparación. Es importante que esté fría y lo prepares a fuego lento para que comience a hervir lentamente, recuerda que todavía faltan incorporar ingredientes.
  11. Verás que cuando comience a hervir se formará una espuma por encima. Retírala con ayuda de una espátula.
  12. Agrega los chorizos enteros y la morcilla. Añade la sal y la pimienta luego de que lleve media hora al fuego nuestro guiso. Es importante que antes de agregar sal pruebes la preparación, ya que la carne le aporta bastante sabor.
  13. Ahora sí, deja que se cocine por 30 minutos más a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Si es necesario añade un poco de agua.
  14. Antes de servir retira los chorizos y la morcilla y córtalas en rodajas. Lo mejor es presentarlo en un plato hondo para aprovechar el caldo que se formó.

Consejos útiles

Si buscas un plato un poco menos calórico, ideal para los que no quieren romper su dieta o eres de los que prefieren no ingerir carne, puedes añadir más verduras y dejar de los chorizos.

En el caso de que no consigas las lentejas padrina puedes utilizar las tradicionales, aunque en este caso deberás dejarlas en remojo desde la noche anterior.

Si no cuentas con mucho tiempo y tienes una olla express la cocción será mucho más rápida. Los intervalos de tiempo serán cada 12 minutos en lugar de 30 como lo harías con una olla normalmente.

Ir arriba