Excepcional Salsa de Tomate hecha en casa, super especial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
              

Descripción de una Excepcional Salsa de Tomate hecha en casa :

Es una forma accesible, económica y rápida de preparar una atractiva salsa de tomate natural y nutritiva para disfrutar en todo momento. Además, es muy practica ya que se puede presurizar y tener lista para cualquier ocasión.

La receta le permitirá darle a un plato sencillo un toque mágico que le permitirá dotar de vitaminas y minerales su dieta ya que hasta el aceite que usará es de origen vegetal. Es el perfecto compañero de las croquetas de carnes y en especial de las croquetas de lentejas ya que aumenta su contenido nutricional.

Lo mejor es que puede ser degustada por todo tipo de publico y paladar porque no posee ningún preservante o aditivo químico que pudiese afectar la salud de los comensales.

Fantástica para acompañar las meriendas con unas rodajas de pan, galletas saladas o nachos, para volver más gustosas las pizzas hechas en casa o añadir una sazón excepcional a los domingos de pasta.

Ingredientes para hacer Excepcional Salsa de Tomate hecha en casa, super especial

  • 1/2 Kilo de tomate de perita.
  • 6 Cucharadas de Aceite de oliva.
  • 3 Dientes de Ajo.
  • 1 Cebolla.
  • 1 Cucharada de Orégano en Polvo.
  • 1 Cucharada raza de Sal.
  • 1 Cucharadita de Azúcar.
  • 2 Hojas de Laurel.

Preparación de una Excepcional Salsa de T0mate hecha en casa :

 

  1. Lo primero que se necesita es sancochar el tomate. Para ello, se coloca en una olla, con asa preferiblemente, 2 litros de agua. Tapar y dejar a fuego alto por 5 min hasta que hierva.
  2. Después de que el agua hierva incorporar con cuidado el ½ kilo de tomate con piel previamente lavados. Tapar la olla y esperar hasta que los tomates desprendan la piel por aproximadamente 15 min.
  3. Una vez trascurrido los 15 min, se cambian la olla de hornilla y se escurren los tomates para bajarles el calor. Luego de reposar por 3 min, se procede a quitar lo que le queda de piel a los tomates. En este punto se recomienda utilizar un recipiente con agua ambiente e ir sumergiendo cada tomate para que la piel se desprenda más rápido.
  4. Ahora, se pican los tomates pelados y se licuan por 3 min hasta formar una pasta.
  5. Luego, se rallan los 3 dientes de ajo y la cebolla por la cara fina del rayo.
  6. Se colocan en un sartén a fuego alto, las 6 cucharadas de aceite de oliva. Una vez el aceite este bien caliente, incorporar el ajo y la cebolla rayada, dejar por 3 min hasta que se cristalicen.
  7. Agregar, la pasta de tomate, las 2 hojas de laurel, la cucharadita de azúcar, 1 cucharada raza de sal y 1 cucharada de orégano en polvo. Revolver con una paleta de madera preferiblemente hasta homogeneizar la preparación.
  8. Después, se debe tapar el sartén y se deja cocinar la salsa, a fuego medio por 5 min. Rectificar el gusto.
  9. Luego, de los 5 min la salsa debe haber secado y alcanzado una textura espesa, se le deben retirar las hojas de laurel. En este punto, la salsa está lista para servir o envasar.

• Se debe considerar al momento de sancochar el tomate que el calor de la olla pudiese secar más rápido el agua, se sugiere vigilar periódicamente los tomates. Si llegase a necesitar incorporar un poco de agua, extra que sea caliente para no pasmar los tomates.

• Al momento de licuar recuerde picar el tomate en partes fáciles de picar. No es necesario agregar más agua puesto que el tomate desprende la suya y ella sola se emulsionará en la licuadora.

• Lo ideal es que el orégano sea en polvo, si no tiene, puede utilizar orégano entero, considerando que se debe separar los palitos de las hojas antes de agregarlo a la mezcla.

• Por otra parte, al momento de rectificar la sal, si desea guardar la salsa no es necesario dejarla tan sazonada puesto que con el tiempo ella ira tomando gusto.

• Muchas personas consideran que el tomate es muy acido y se puede fermentar con el tiempo, para contrarrestar este efecto, en especial si se desea conservar en el tiempo la salsa, se debe incorporar el toque de azúcar para equilibrar la acidez.

• Esta receta se puede preparar y almacenar en envases de vidrio, previamente esterilizados, bajo los efectos de la presurización para mayor conservación y guardados en un lugar ambiente donde no reciba sol contante.

Ir arriba