Berenjenas rellenas con verduras y queso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
berenjenas rellenas
              

Si quieres aprender a preparar berenjenas rellenas con verdura y queso has llegado al lugar indicado. Te enseñaremos a preparar este delicioso plato, apto para vegetarianos. Una receta simple, económica y saludable.

200 Kcal
Energía
10%
15 g
Grasas
11 g
Hidratos
9 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Berenjenas rellenas con verduras y queso

Para las berenjenas rellenas

  • 4 berenjenas
  • 100 gr. de cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 100 gr. de pimiento rojo
  • 100 gr. de pimiento verde
  • 150 gr. de salsa de tomate
  • 200 gr. de queso parmesano
  • 100 gr. de perejil fresco
  • 15 gr. de piñones
  • 50 gr. de pasas sultanas
  • 1 cda. de aceite de oliva

Para saborizar

  • 2 cda. de sal fina
  • 1 pizca de comino
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cdita. de pimienta negra recién molida
  • 1 limón
  • Mantequilla (opcional)
  • 125 ml. de vino blanco (opcional)

En la edición anterior te contamos como preparar berenjenas rellenas con carne y champiñones. Pero hoy hemos optado por una versión mucho más saludable, con menos calorías y apto para vegetarianos. La combinación de especias y verduras le dan un toque único.

¿Sabías que el nombre original de las berenjenas rellenas es Imam Bayildi? Es un plato que proviene de la gastronomía turca y en español significa imán desmayado. Los latinos solían llamar a esta hortaliza mala insana o amoris poma porque predisponía al hombre a la lujuria y lo alteraba.

Las berenjenas son una hortaliza que se cultiva en la India desde hace más de dos mil años. Con el paso de los años y los lazos que se fueron formando entre las distintas civilizaciones, este alimento comenzó a expandirse hacia China y Birmania y desde allí hacia el mundo.

Al principio solo servía como decoración debido a lo amargo de su sabor. Con el paso de los años se fue incorporando de a poco en las comidas de todos los días.

La ventaja de las berenjenas es que pueden adaptarse fácilmente a una gran variedad de platillos diferentes y combinarlos con infinidad de ingredientes.

Preparación de las berenjenas rellenas

Lo primero que debes hacer es preparar las berenjenas para añadirlas a la receta.

Primera cocción de las berenjenas rellenas

  1. Comienza lavando las berenjenas y cortándolas a la mitad.
  2. En cada una de las mitades haz cortes en forma de rombos o rejilla con ayuda de un cuchillo. No es necesario que queden perfectas. Simplemente procura no llegar hasta el final.
  3. Antes de llevarlas al horno agrega sal por encima de las berenjenas para que se oxiden y eliminen su sabor amargo.
  4. Deja que reposen y se escurra todo el líquido sobre una rejilla o sobre papel absorbente por unos 20 minutos aproximadamente. Sabrás que están listas porque se han tornado más oscuras.
  5. Luego, enciende el horno a 180º C. (fuego medio) para que se vaya calentando.
  6. Transcurrido el tiempo pasa las mitades de las berenjenas a una asadera y cocina a 180º por 20 minutos.
  7. Finalmente retira del horno y deja a temperatura ambiente a que se enfríen un poco para poder manipularlas.
  8. A continuación, quita la pulpa procurando dejar una capa fina y llegar lo más que puedas hasta la piel de la berenjena sin que se rompa. Puedes ayudarte con una cuchara. Reserva.
  9. Coloca la pulpa que acabas de retirar y córtala en dados pequeños. Vamos a utilizarla en el relleno. Reserva.

Preparación del relleno de verduras para las berenjenas

  1. Prepara todos los ingredientes antes de comenzar a preparar el relleno. Para ello corta la cebolla en brunoise, la zanahoria rallada, el puerro, los pimientos y el ajo bien chiquito. Reserva todo en cazuelas diferentes.
  2. Luego, pon una cucharada de aceite de oliva en una sartén. Lleva a fuego medio hasta que se caliente.
  3. Cuando la sartén esté lista añade el ajo y cocina durante dos o tres minutos como máximo a fuego bajo.
  4. Luego, incorpora la cebolla picada. Poncha junto con el ajo a fuego bajo durante 10 minutos.
  5. Lo siguiente será incorporar el resto de las verduras: zanahoria, pimiento rojo, pimiento verde y puerro.
  6. En una sartén aparte tuesta los piñones por dos o tres minutos a fuego bajo para que no se quemen.
  7. Agrega los piñones y el resto de ingredientes a la sartén con las verduras (pasas sultanas, pulpa de berenjena, el vasito de vino blanco y la salsa de tomate). Remueve bien para que no se queme nada.
  8. Seguidamente, agrega la sal y los demás condimentos (pimienta negra, comino y nuez moscada).
  9. Exprime el juego del limón e incorpóralo al relleno.
  10. Cocina todo el relleno por unos 15 minutos a fuego medio y cuando estén tiernos retira del fuego. Es momento de comenzar a montar todo.

Armado y preparación final de las berenjenas rellenas

  1. Lo primero que debes hacer antes de comenzar a rellenar las berenjenas es encender el horno a 200º C. para que se vaya calentando.
  2. Luego, coloca las berenjenas huecas en una asadera o fuente para horno.
  3. A continuación, coloca dentro el relleno hasta cubrirlas.
  4. Para terminar, espolvorea cada una de las berenjenas rellenas con el queso rallado y unas gotitas de mantequilla.
  5. Lleva todo al horno por 20 minutos o hasta que veas que comienzan a dorarse por encima.
  6. Corrobora que estén listas antes de retirarlas del horno. Sirve bien caliente.

Consejos útiles

Puedes conseguir berenjenas en cualquier estación del año, aunque lo cierto es que su sabor y textura se obtienen de septiembre a diciembre, cuando ha pasado la época de recolección. Además, el precio al que puedes adquirirlas es mucho más asequible.

A la hora de comprar las berenjenas procura que tengan un tamaño aproximadamente similar. Esto te ayudará a que la cocción sea mucha más pareja, evitando que algunas se quemen o queden crudas.

Para que queden más jugosas las berenjenas luego de la primera cocción puedes agregarle un chorrito de aceite de oliva y cubrirlas con papel film para evitar que siga desprendiendo líquido.

Si tienes miedo de romper las berenjenas cuando tengas que retirarle la pulpa puedes dejarlas un poco más gruesas. Solo debes tener la precaución de cocinarlas unos 10 minutos más al final para que queden tiernas.

Si quieres conocer más sobre nuestras recetas, puedes suscribirte aquí.

Ir arriba