Arroz caldoso con jamoncitos de pollo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
              

Te explicaremos todos los detalles del paso a paso para preparar de forma exitosa un riquísimo arroz caldoso con jamoncitos de pollo

450 Kcal
Energía
22.5%
27 g
Grasas
44 g
Hidratos
18 g
Proteínas

Ingredientes para hacer Arroz caldoso con jamoncitos de pollo

  • 320 gr. de arroz bomba
  • 8 jamoncitos de pollo
  • 150 pimiento rojo
  • 150 pimiento verde
  • 200 gr. de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lt. de agua
  • 100 gr. tomate
  • 50 ml. de vino blanco
  • 2 cdas. de aceite de oliva extra virgen

Para saborizar

  • 1 cda. de sal
  • 1 pastilla de caldo concentrado de pollo
  • 1 cdita. de pimienta negra recién molida
  • 1 ñora
  • 1 pizca de azafrán

El arroz es un ingrediente tan versátil que puede adaptarse fácilmente a cualquier receta, independientemente de que se trate de un plato dulce o salado. Así es posible encontrarlo en postres, colaciones, aperitivos, caldos, guarniciones, como plato principal o lo que se te ocurra.

En el día de hoy te contaremos como hacer un arroz caldoso con jamoncitos de pollo. Un plato que se queda en el camino para ser una sopa pero no lo suficiente para ser un arroz seco.

El nombre de esta receta proviene del recipiente en el que era preparado hace algunos años. Se empleaba un cazo tipo “caldero”. Eran profundos y amplios en los que cabían todos los ingredientes y una buena cantidad de caldo de pollo.

Existen muchas versiones del arroz caldoso, algunas de ellas en lugar de utilizar solo jamoncitos de pollo utilizan un pollo troceado completo. Otros en cambio, utilizan mariscos, rapé o langostinos. Esto se debe principalmente a la versatilidad del arroz por lo que puede ser combinado con casi cualquier ingrediente.

Preparación de

  1. Coloca el agua en un cazo junto con la pastilla de caldo concentrada de pollo y todas las especias. Cocina hasta que rompa el hervor y se haya disuelto la pastilla. Reserva.
  2. Lava y pela los tomates. Ráyalos y reserva, será la salsa de nuestro arroz.
  3. Lava y pela el ajo y las cebollas. Luego pica ambas verduras a la brunoise, es decir en dados pequeños. Reserva.
  4. Haz lo mismo con todas las verduras restantes y tenlas listas para ir agregándolas en el tiempo justo a nuestra receta.
  5. Dora los jamoncitos de pollo de ambos lados por dos o tres minutos en una sartén con una cuchara de aceite de oliva, retira y reserva.
  6. En la misma sartén profunda o cazo grande vamos a realizar el sofrito. Para ello agrega una cuchara de aceite de oliva y cuando este caliente incorpora las cebollas y el ajo.
  7. Cuando estén doradas las cebollas incorpora los pimientos. Remueve de vez en cuando hasta que quede bien ponchado (10 minutos aproximadamente).
  8. Transcurrido dicho lapso añade el tomate rayado y la carne de la ñora. Deja que se cocine todo por unos minutos más hasta que rompa el hervor.
  9. En este momento debes añadir el pollo, el arroz y el vino. El caldo de pollo debes ir agregándolo de a poco a media que necesite más líquido la preparación.
  10. Debes dejar que se cocine a fuego medio durante unos 12 minutos más con la olla tapada para evitar que se evapore todo el líquido. Durante este periodo remueve dos o tres veces para cerciorarte de que no se haya quemado nada en el fondo.
  11. Transcurrido los doce minutos retira del fuego y deja que repose por unos cinco minutos antes de servir.

Consejos útiles

En caso de no conseguir ñora, puedes reemplazarlo perfectamente por pimiento choricero o un morrón. Solo necesitamos la carne de este condimento para darle más sabor al caldo de nuestro arroz caldoso con jamoncitos de pollo.

Ten en cuenta que vamos a necesitar una cacerola lo suficientemente grande para que quepan cómodos todos los ingredientes. Pues la receta se prepara todo en una sola cazuela. El arroz caldoso debe quedar a medio camino entre una sopa de arroz y un arroz seco.

Es ideal para acompañarlo con una cuchara grande y un buen trozo de pan sumergido en lo delicioso del caldo. Como puedes ver es un platillo sabrosísimo y que no os defraudará, de eso estamos seguros.

Por último, si necesitas preparar el arroz con antelación procura retirarlo unos cinco minutos antes y terminar de cocinarlo justo antes de servirlo. De lo contrario podría llegar a pasarse el punto justo del arroz y comenzar a romperse, quedando como una pasta nada agradable.

Ir arriba